jueves, 27 de septiembre de 2018

¿Vas a amortizar parte de tu hipoteca?

Es todavía habitual que a la hora de plantearse amortizar parcialmente una hipoteca (o cualquier préstamo), no tengamos claro si es mas conveniente reducir cuota o reducir plazo.

La respuesta es muy simple. Financieramente hablando la mejor opción es reducir plazo.

Tengamos en cuenta que el total de intereses que vamos a pagar por el dinero que nos prestan va a depender básicamente de dos variables: el tipo de interés y el plazo (tiempo que tardo en devolver el dinero).

El tipo de interés en el caso de operaciones a tipo fijo es fácil controlarlo pero en el caso de operaciones a tipo variable va a depender de la evolución del euribor (o del índice utilizado), por tanto no está en nuestra mano.

En el caso del plazo, cuando contratamos la hipoteca, elegiremos el que nos permita satisfacer cómodamente la cuota mensual pero se puede ir reduciendo mediante amortizaciones parciales.

Otra cosa es que, psicológicamente, reducir la cuota mensual por la razón que sea (por ejemplo una bajada de nuestros ingresos mensuales) nos haga sentirnos mas cómodos y adecuar nuestros pagos a nuestros ingresos.

Salvo por esto, es claro que pagaremos menos intereses cuanto más corto sea el tiempo que nos tienen prestado el dinero.

miércoles, 30 de mayo de 2018

Todo lo que debes saber sobre los planes de pensiones (a través de seis preguntas básicas)


1. ¿Qué son los planes de pensiones?

Los planes de pensiones son en la actualidad el principal producto de ahorro en materia de previsión social y su finalidad principal es complementar, en el momento de la jubilación, la prestación pública.


2.¿Qué plan me interesa?

A la hora de contratar un plan de pensiones debemos tener en cuenta dos aspectos fundamentales: el horizonte temporal de nuestra inversión, es decir, cuántos años me quedan aun para la jubilación y cual es mi perfil como inversor, es decir qué nivel de riesgo estoy dispuesto a tolerar.

3.¿Cómo ahorro?

Va a depender fundamentalmente de nuestra edad actual y los años que resten hasta nuestra jubilación. Existen multitud de simuladores que nos permiten calcular cual será nuestra pensión y, en base a eso, la cantidad que debo ahorrar en el plan de pensiones. Nuestras aportaciones, pueden ser periódicas (mensual, trimestral…) o discrecionales (sin fecha predeterminada).
Las aportaciones realizadas por el partícipe junto con la rentabilidad que se vaya generando servirán para constituir un capital que se denomina derechos consolidados. En la actualidad el tope anual de aportaciones está fijado en 8.000 euros por partícipe.
Como participes, tenemos una serie de derechos adicionales: podremos cambiar tantas veces queramos de plan de pensiones y traspasar nuestras aportaciones de un plan a otro, total o parcialmente, sea en planes de la misma entidad financiera o en diferentes planes de diferentes entidades; podremos aportar cuando queramos y paralizar nuestras aportaciones cuando lo deseemos. 

4.¿Cuándo puedo disponer de mis derechos consolidados?

Los planes de pensiones están destinados a cubrir fundamentalmente la contingencia de la jubilación pero existen otros supuestos en los que la ley permite el rescate total o parcial de nuestros derechos como: fallecimiento, invalidez, dependencia, enfermedad grave y desempleo de larga duración. Tras la reforma de 2015 los planes de pensiones serán rescatables a los 10 años de haber realizado la aportación pero para las realizadas a partir del 1 de enero de 2015.

5. ¿Cómo rescato mi plan de pensiones?

Una vez se produzca alguna de las contingencias anteriormente mencionadas, el partícipe podrá solicitar el rescate de su plan de pensiones e iniciar el cobro de las prestaciones correspondientes. Estas se podrán cobrar: en forma de capital (todos los derechos consolidados de una sola vez), en forma de renta (vitalicia, temporal…) o en forma mixta (una parte en capital y el resto mediante una renta).

6.¿Cuál es el tratamiento fiscal de los planes de pensiones?

En las aportaciones:
Las aportaciones que hacemos durante un año son deducibles en la base imponible general de la declaración del IRPF. Esto significa que cuando hacemos la declaración, Hacienda nos devuelve una parte del dinero que hemos invertido, en función de nuestro tipo impositivo marginal. Hoy por hoy es el único producto de ahorro que permite esta deducción. Eso si, la deducción máxima será la cantidad menor entre 8.000 euros y el 30% de los rendimientos netos del trabajo y actividades económicas.

En el rescate:
Es muy importante conocer bien nuestra fiscalidad para elegir la forma de rescate que más nos interese. Realmente la clave de los planes de pensiones está en este hecho, ya que se pueden producir enormes diferencias.
La cantidad que rescatemos (ya sea en forma de capital o renta) se suma a la base imponible de nuestro IRPF. Por tanto, nuestro tipo impositivo puede llegar a dispararse al máximo. Hay que hacer números para determinar qué cantidad nos interesa rescatar cada año para que nuestra tributación sea óptima.

jueves, 26 de abril de 2018

El avance de las Fintech

El termino fintech hace referencia a tecnología financiera y se refiere a todas aquellas empresas que utilizan la tecnología como base para mejorar las transacciones financieras, es decir, buscan hacer un mercado financiero más eficiente.

Hay que partir de la base de que en España el mercado financiero estaba concentrado básicamente en el sector bancario, sin que apenas exista competencia ni alternativas. Con la concentración bancaria que se viene produciendo desde el año 2008, el cliente tiene cada vez menos capacidad de negociación ni opciones de encontrar productos o servicios alternativos.

La irrupción de las empresas fintech va a suponer o mejor dicho, está suponiendo, una reorganización de todas las operaciones financieras tal y como las hemos conocido hasta ahora. 

Todas las aplicaciones, plataformas de pago, etc que vemos a nuestro alrededor son fintech. Podemos encontrar fintech relacionadas con:
  • pago por móvil
  • gestión de las finanzas personales
  • crowdfunding empresarial
  • transferencias de dinero entre usuarios
  • pago de remesas
  • préstamos y financiación personal
  • roboadvisors para la gestión de activos
  • seguros
  • mercado de divisas 
En España ya operan mas de 300 empresas consideradas fintech que dan ocupación a mas de 3000 personas. 

¿Son una amenaza para la banca actual?
Desde el sector empieza a consolidarse la idea de que es fundamental considerar a las fintech como aliadas. De esta manera las entidades buscan acuerdos de colaboración que les permitan utilizar plataformas externas,  independientemente de que traten de desarrollar sus propias líneas para competir. 
Según el informe publicado por Finnovanting sobre “Observatorio de Innovación y Tendencias Fintech 2018”, el 75% de las empresas fintech actuales colaboran con las tradicionales del sector financiero. Así mismo, el 50% de las entidades financieras tienen firmados acuerdos de colaboración con fintech y se prevé que esta colaboración siga en aumento.

Sin embargo queda mucho por hacer en cuanto a la regulación de estas empresas, que además está muy relacionada con la confianza que los clientes depositan en ellas. Siguen existiendo limitaciones normativas y de operatividad. Como ejemplo: las fintech de crowdlending no han encontrado en España ninguna entidad que les de soporte para la custodia de las aportaciones de los inversores. Recientemente, el subgobernador del Banco de España, Javier Alonso, manifestaba que se incrementará por parte del supervisor, el control sobre estas nuevas empresas tecnológico-financieras. 
Lo que es evidente es que el futuro del sector financiero pasa por la innovación y el desarrollo tecnológico.

miércoles, 21 de marzo de 2018

Las líneas ICO y los jóvenes emprendedores

Como cada año el Instituto de Crédito Oficial (ICO) pone a disposición de autónomos y empresas diferentes líneas de financiación para hacer frente a proyectos de inversión o necesidades de liquidez.

El ICO es un banco público que está adscrito al Ministerio de Economía, Industria y Competitividad. Como establece su normativa “sus funciones son principalmente promover actividades económicas que contribuyan al crecimiento, al desarrollo del país y a la mejora de la distribución de la riqueza nacional”

Esto lo lleva a cabo mediante estas líneas de financiación que comentamos o mediante la financiación directa de proyectos.

Normalmente las líneas de financiación que ICO pone a disposición de empresas y autónomos se engloban en dos grandes grupos: financiación de empresas y emprendedores e internacionalización.


¿Cómo funcionan las líneas ICO?

Fuente:ICO

El Instituto pone a disposición de las Entidades financieras unos fondos determinados y estas, como mediadores, son las que conceden o no, las operaciones que son solicitadas por sus clientes. Los interesados solicitan a través de las diferentes entidades financieras los fondos que necesitan para hacer frente a sus proyectos.

Es muy importante tener en cuenta, sobre todo para los emprendedores, lo que dice el condicionado de ICO: “Por su parte, son las Entidades de Crédito quienes asumen el riesgo de impago, se encargan del análisis y viabilidad de la operación, determinan las garantías a exigir, y deciden sobre la concesión o no de la financiación”
           
Insisto en que es muy importante este punto ya que se mantiene la creencia de que, siendo a través de ICO, las entidades adscritas acceden a conceder cualquier operación que se solicita o es mas fácil conseguirlo. Las entidades financieras van a estudiar las solicitudes con el mismo rigor con el que analizan operaciones solicitadas y financiadas con sus fondos propios.

Es por eso que para la mayoría de los jóvenes emprendedores acceder a financiarse a través de esta vía suele resultar bastante complicado.

Para mas información podéis consultar directamente la pagina de ICO.

sábado, 4 de noviembre de 2017

Voy a contratar una hipoteca, pero ¿a tipo fijo o a tipo variable?

Durante el pasado mes de agosto se formalizaron en España 26.583 préstamos hipotecarios destinados a la compra de vivienda, manteniendo la tendencia al alza que se viene produciendo desde el inicio del año. El tipo medio de estos préstamos se sitúa en el 3,16% para las de tipo fijo y 2,16% para las de tipo variable, produciéndose además un incremento en el volumen de capital prestado que se sitúa en 111.488 euros. Con estos datos parece definitivo que el mercado hipotecario ha despegado de nuevo.

Del total de operaciones realizadas el 59,6% sigue utilizando un tipo de interés variable frente al 40,4% restante que se decantó por formalizarla a tipo fijo.

La principal diferencia entre el tipo de interés fijo y el variable radica en si este se mantiene o no constante a lo largo de la vida del préstamo. Además, hay otra serie de matices que diferencias ambos tipos de operaciones:

  • Por un lado, si bien el tipo de interés es fijo durante toda la vida del préstamo, el tipo de partida es más alto que en las de tipo variable.
  • Por otro lado, el plazo de la operación tradicionalmente ha sido más corto. Como ejemplo, si se han concedido hipotecas a cuarenta años a tipo variable, se reducían a la mitad en el caso del tipo fijo.
En el caso de las hipotecas a tipo variable, la mayoría de las que se firman en España están referencias al Euribor, al que se le suma un diferencial.



Como profesional relacionado con el mundo financiero la cuestión sobre cual es mejor opción, tipo fijo o tipo variable, ha sido una constante. En años pasados, en los que el Euribor estuvo en niveles superiores al 5 %, todas las voces apuntaban a las bondades de las hipotecas a tipo fijo.

Partiendo de que en casi todos los casos el tipo de interés es más alto que en la de tipo variable y el plazo más corto, la realidad es que las condiciones de las hipotecas a tipo fijo han mejorado bastante y hoy en día se pueden encontrar en casi todas las entidades financieras productos muy interesantes que hacen cada vez más difícil tomar la decisión entre una y otra modalidad. 

En el caso de decantarse por una hipoteca a tipo fijo, la incertidumbre sobre el futuro de las cuotas a pagar desaparece y el riesgo sobre la evolución de los tipo de interés lo corre la entidad financiera. Si nos decantamos por una hipoteca a tipo variable, aunque nuestra cuota actual sea menor, somos nosotros los que corremos con el riesgo de un posible incremento de los tipos de interés.

Lo fundamental es determinar cual de las dos modalidades resulta mejor financieramente hablando y eso dependerá de la evolución del Euribor (o del índice utilizado) durante los años que dure la financiación. Sobre este particular se admiten todas las opiniones pero es muy difícil determinarlo y menos a un horizonte tan lejano.

Para reflejarlo de modo gráfico he comparado dos operaciones tomando datos de ofertas de préstamos hipotecarios existentes en el mercado. He comparado dos operaciones de 100.000 euros a 10 años: 
  • A: Tipo fijo de 2,50 %
  • B: Tipo variable de Euribor + 1%. Para ello he buscado la serie histórica del Euribor a 12 meses de los últimos diez años utilizándolos en forma inversa.
Resultados:
Operación A: Cuota constante de 943 euros, total cuotas 113.124 euros e intereses totales 13.124 euros.
Operación B: Cuotas variables, total cuotas 109.574 euros e intereses totales 9.574 euros.

En este caso la hipoteca a tipo variable es más barata que la de tipo fijo a pesar de que se han utilizado varios valores del Euribor superiores al 2,5 utilizado en la operación a tipo fijo. Es solo un ejemplo para demostrar que es muy difícil determinar cual de las dos modalidades es más ventajosa.

Por tanto, la elección estará basada más en el perfil de cada usuario que en una decisión financiera. No dudéis, si queréis un estudio mas completo y personalizado, en contactar con un asesor financiero.